Noticias

Sueños en la ruralidad colombiana

18/04/2018

Sueños en la ruralidad colombiana

Comunidades de Aprendizaje en Florida Valle del Cauca

Cada vez que recorremos los paisajes de Florida, es inevitable ver el verde de los campos de caña de azúcar y los arboles de mango que se extienden a lo largo y ancho del territorio, cubriendo la planicie donde se ubican nuestras escuela rurales, estos pequeños, resistentes y resonantes espacios, decidieron, a finales del 2017, transformarse en Comunidades de Aprendizaje. La Institución Educativa Atanasio Girardot tomó la decisión que todas sus sedes con enfoque etnoeducativo y multigrado vivieran un nuevo proceso para mejorar la escuela, asumiendo el reto de acercar a familias, estudiantes y la comunidad a soñar y compartir el camino de la transformación.

Para esta comunidad educativa fue fundamental basar las jornadas de Sueños en la recuperación de la memoria territorial y raizal, por ende depositar en frutos como la Pitahaya y la Guama Machete (frutos típicos de la región que se han dejado de cultivar por el monocultivo de caña) permitió compartir con las nuevas generaciones la importancia de encontrar en la educación una forma de reivindicar los territorios, a su vez fortalecer el tejido comunitario, acercarse a la escuela y abrir nuevos diálogos que impacten los procesos de enseñanza/aprendizaje.

Jornada de sueños sede Santa Ana – IE Atanasio Girardot

Desde Comunidades de Aprendizaje encontrarse para soñar en Escuelas rurales, trasciende  enfocarse en precariedad u obstáculos para imaginar  una escuela que puede ofrecer la mejor educación en ese contexto. Por eso la comunidad identificó que era un momento para volver a ser niños(as), acompañar por medio del juego, las danzas, las tradiciones, la comida, la música, comunicarse a través de las inteligencias culturales, resignificar la escuela, trascendiendo lo académico, construyendo nuevos sentidos centrados en la convivencia, mayor participación de la comunidad educativa y la creación de sentido alrededor de la educación como herramienta de transformación social.

Joseline Castro Restrepo, estudiante

En palabras de Joseline Castro Restrepo, estudiante de la sede Tulio González Forero (IE rural Atanasio Girardot): “Me encantó ésta jornada de sueños que se hizo en  el día de la mujer, y que todas las mamás vinieron. Mi sueño es ser cantante y veterinaria pero quiero que no vuelvan a haber peleas en la escuela y que mis compañeros respeten a las profesoras”.

El ambiente festivo de las jornadas de Sueños ha posibilitado que la comunidad educativa dé apertura a la comunicación dialógica, la solidaridad y construir una escuela para un nosotros, una transformación en colectivo, donde el cúmulo de sueños es ahora la ruta de trabajo, la vitalidad del proceso y la incansable búsqueda de alternativas de lo imposible hacia lo posible.

Deje su comentario