Noticias

Aprenden juntos estudiantes, profesores y familiares en la escuela Sor Juana

10/09/2018

Aprenden juntos estudiantes, profesores y familiares en la escuela Sor Juana

Madres, padres y abuelos que volvieron a estudiar cuentan cómo transformaron la relación con la escuela y con el aprendizaje de los niños

Es Doña Lorenza una referencia en la escuela Sor Juana Inés de la Cruz en México. A punto de cumplir setenta años, está aprendiendo a leer y a escribir, e inspira a los grandes y a los pequeños con su deseo de superarse. Hija mayor de una familia de catorce hermanos, se creó Lorenza en el campo y tuvo que trabajar desde muy pronto para ayudar a la familia, por eso no tuvo oportunidad de estudiar.

“Estoy muy bien, me gusta mucho leer, me gusta mucho estar aquí en la escuela y estudiar. Es que yo nunca tuve escuela, nunca tuve nada. Y sólo ahora, después de grande, pues dije: ¿a ver si aprendo?”, cuenta Lorenza.

Para Doña Lorenza no fue fácil volver a estudiar. Admite que le daba vergüenza en el comienzo, se ponía nerviosa e incluso evitaba hablar. Pero poco a poco, con ayuda de Don José, profesor de la clase de alfabetización, fue ganando más confianza para participar, para exponer sus ideas y responder a los cuestionamientos que se presentaban.

Curso de alfabetización para familiares en la escuela Sor Juana. Don José y Doña Lorenza a la derecha

“Ella no sabía leer y escribir, sin embargo, participaba de muchas actividades dentro de la escuela, pero de una manera muy limitada. Ahorita ya está en el proceso de la Educación Primaria y terminó su alfabetización. Su participación en los grupos, como la Tertulia y los Grupos Interactivos se le nota: su presencia antes era con la vista baja, su cabeza baja, y hoy no, hoy ya participa plenamente de todas las actividades", refuerza José.

Fue en agosto de 2017 cuando la directora de la escuela, Claudia Rossana Álvarez Flores, y la formadora local de Comunidades de Aprendizaje por Vía Educación, Dora Trujillo, invitaron a las familias a probar las Tertulias Dialógicas Literarias, empezando la primera acción de Formación de Familiares. “La moderación de la Tertulia la hace un maestro en cada sesión y se incluye a la directora también. Los libros que se han leído son clásicos que se encuentran en la biblioteca de la escuela”, explica Dora.

¿Quiere saber cómo implementar la Formación de Familiares? Mire pistas para organizarla a partir de la experiencia de una escuela en Colombia

Igual que Lorenza parte de los familiares que se interesaron por participar no sabía leer o escribir, pero se mantuvieron allí, escuchando y conociendo las historias narradas por las voces de aquellos que dominaban las letras. Fue para atenderlos que surgió la ideia de las clases de alfabetización iniciadas en noviembre de aquel mismo año. Dos meses después empezó también la escuela con clases de Computación.

Lo que le motiva a Doña Lorenza a enfrentar con serenidad y alegría el reto de los días es su nieta, a quien cría como si fuera su hija desde los dos meses de edad. “Mi niña acaba de salir de sexto año y ahora fue su graduación. De todo modo, voy a seguir viniendo a estudiar, a leer en esta escuela. Yo he seguido adelante con ella, yo lo hago por ella, venir a estudiar, para que ella vea y le eche ganas”, dice la abuela.

La participación de la comunidad en actividades educativas como la Formación de Familiares es un paso importante para que familias que no tuvieron acceso al saber académico se sientan cómodas para opinar e interactuar en la escuela. Uno de los puntos poderosos de esa Actuación Educativa de Éxito es la capacidad de promover la autoestima de esas familias y crear procesos de aprendizaje con más sentido para todos los involucrados.

Va ahora Doña Lorenza con la cabeza alta. Al final de la entrevista nos contó orgullosa que hizo su último examen, y ¿adivine? ¡Se sacó un diez!

 

Superar dificultades

Las ganas de Doña Lorenza inspiraron a María Luzina Amelia, Mely. Como Lorenza, viene también Mely de una familia numerosa y con pocos recursos, e igual que ella, tuvo que dejar los estudios para trabajar y ayudar en casa.

Está ubicada la escuela Sor Juana en Los Tulipanes, colonia del municipio de Zapopan, estado de Jalisco, México. Cuenta Mely que llegó allí a los trece años y que pasaba las tardes mirando la escuela por la ventana, mientras soñaba volver a estudiar.

“Venía a traer a mis hermanas, porque ellas encontraron lugar, y para mí no hubo. Me iba y hacia las actividades en mi casa, y regresaba para ayudar la escuela a construir salones, porque de hecho estaban a medias cuando yo llegué. Me agradaba pues la idea de seguir estudiando”, dice.

Niños y familiares estudian en la Biblioteca de la escuela Sor Juana

Es Mely voluntaria de la Biblioteca Tutorizada y de los Grupos Interactivos, y participa en las clases de Computación y en las Tertulias para familiares. Se emociona hoy al ver a sus cuatro hijas estudiando en la escuela donde no pudo estudiar. Hay incluso otras escuelas más cerca, pero para Mely es fundamental ver a sus niñas formándose allí. “Yo le agarre amor a esta escuela. Saber pues que de aquí se va a salir mi niña, y va a salir en esta escuela, pues me da mucho gusto”, comenta satisfecha.

Antes de casarse estudió la Secundaria Abierta, sueña ahora estudiar Periodismo. “A mí me gusta mucho la Fotografía, me gusta mucho el Periodismo, el Dibujo. Por esta razón me metí a Computación, para seguir estudiando”, afirma Mely.

Se convierte ahora en fuerza toda la dificultad que tuvo en estudiar en el pasado. Y es con esas ganas que incentiva a sus hijas. “Yo quiero que ustedes lleguen hasta donde ustedes quieran. ¡Ustedes quieren, ustedes pueden! Voy a tratar de hacer lo que sea para que ustedes estudien lo que ustedes quieran”, les dice.

El otro día la sorprendió una de sus hijas devolviéndole la pregunta: “¿y tú, mamá, qué te gustaría ser? ¡Porque todavía puedes!”

 

Estrechar los lazos

Luis Enrique Pérez y Saira Hernández están casados, tienen tres hijos en la escuela - dos niños y una niña - y juntos forman parte de los Grupos Interactivos, de las Tertulias para familiares y de la Comisión Mixta de Convivencia. Para la pareja, el fortalecimiento de las relaciones familiares fue el principal cambio que promovieron las actuaciones educativas de CdeA.

“Se extendió más la convivencia que teníamos en familia. Es que siempre hemos sido muy unidos, los cinco. Pero a raíz de que estamos aquí en los Grupos, en Tertulias, se abrió mucho más, y ellos también se abrieron mucho más con nosotros”, cree Saira.

Compartir con los hijos una experiencia educativa común, como es el caso de las Tertulias, se reveló un camino positivo para garantizar que los familiares se acerquen efectivamente al proceso de aprendizaje de los niños. En el caso de la escuela Sor Juana, son ellos los que más incentivan a madres y padres a participar.

Tertulia Dialógica Literaria con estudiantes de la escuela Sor Juana

“Ya entre los cinco nos ponemos a leer, a ver temas de libros y así pues nos vamos conviviendo más en la lectura. Y veo la cara de ellos de felicidad cuando nos ven que entramos a la escuela, ya con eso es suficiente. Les da gusto cuando nos vem que venimos a Tertulia. Un día antes: ‘papi mañana es día de Tertulia, no se olvide’”, cuenta Luis.

Una de las conclusiones presentadas por la investigación INCLUD-ED es que los resultados académicos de los estudiantes mejoran cuando sus familiares están haciendo la formación, independientemente de su nivel de escolaridad. Eso porque al ver a sus madres y/o padres estudiando pasan los niños a verlos como referencias positivas, con quienes pueden sacar dudas o compartir el aprendizaje.

 

Mejorar la convivencia

Además de mejorar el desempeño académico de los alumnos, está ayudando también la Participación Educativa de la Comunidad a superar antiguos conflictos y mejorar las relaciones de convivencia en el interior de la escuela.

“Yo creo que se está desterrando el bullying, el famoso bullying, y todas estas malas costumbres que venimos arrastrando de años, porque el bullying no es de ahorita, es de años. Mas ahorita nos enteramos más, tenemos más información sobre esto”, defiende Luis.

Para Saira la realización de los Grupos Interactivos también está ayudando a promover una relación de respeto y ayuda mutua entre los estudiantes. “En los equipos, los niños se ayudan. El que está más arriba les ayuda a los demás. Ya se ve la unión entre los niños, el respeto también”, afirma.

Niños y familiares participan de los Grupos Interactivos

Empezó la escuela Sor Juana a implementar las actuaciones educativas de Comunidades de Aprendizaje en 2016 y contó, desde el principio del proyecto, con el compromiso y el ánimo de todo el equipo, sobre todo, para darles la vuelta a los conflictos trabados entre alumnos. Lea más.

“En el principio, tuvimos problemas. Hubo una especie de bullying, sobre todo hacia los adolescentes. Pero, por parte del personal docente, tuvimos mucho apoyo porque hablaron con los grupos y logramos que esta situación cambiara”, recuerda José de Jesús Lomeli Rodriguez, Don José, refiriéndose al início de las actividades de formación. Es José asistente de dirección y actúa como educador voluntario en la clase de alfabetización.

Más allá de la particularidad de los contenidos trabajados, está creando también la Formación de Familiares posibilidades para que los conocimientos de la comunidad circulen dentro del ambiente escolar, generando espacio a la Inteligencia Cultural.

Para Don José, que reencontró en la alfabetización de jóvenes y adultos su camino como educador, están siendo las formaciones fuentes de aprendizaje permanente. “Todos los días aprendo algo de ellos. De repente, al estar en el grupo, se surgen situaciones y aprendo de remedios caseros, de recetas de cocina, situaciones familiares que ellos están enfrentando y cómo las han resuelto, cuestiones de los lugares de origen, como son, cuáles son sus tradiciones, etc. Espero que esto crezca más y más”, concluye.

 

Por: Bárbara Batista | Tradución: Ludmila Maia

 

Lea también: Formación de Familiares ajuda a involucrar a la comunidad en el día a día de la escuela, y mire pistas para implementar esa Actuación Educativa de Éxito.

 

Deje su comentario