Noticias

Escuelas de Comunidades de Aprendizaje en Putumayo cumplen sus Sueños

25/11/2018

Escuelas de Comunidades de Aprendizaje en Putumayo cumplen sus Sueños

Las sedes Sachamate y San Rafael, del Centro Educativo Rural Saudita, del municipio de Puerto Guzmán en Putumayo van adelante en el camino a cumplir sus Sueños con el compromiso de estudiantes, docentes, familias y comunidad en general

Hoy recordamos el desastre natural que afectó a Mocoa y otros municipios del Departamento del Putumayo en el año 2017; el desborde de los ríos Mocoa, Mulato y Sanzoyaco causaron la destrucción de viviedas, puentes y algunas escuelas, como las Sedes de Sachamate y la Escuela Rural Mixta San Rafael, ambas sedes del Centro Educativo Rural Saudita y escuelas que han decidido transformarse en Comunidades de Aprendizaje, proyecto de transformación educativa y social implementado por la fundación Empresarios por la Educación, gracias a Natura Cosméticos y otros aliados. 

En la sede Sachamate con el acompañamiento realizado por el equipo del proyecto Comunidades de Aprendizaje, los niños, niñas, docentes y familias han gestionado uno de sus sueños: la construcción de los baños y del aula.

Zona de construcción

En abril de 2018, las familias se organizaron en Comisiones Mixtas que encontraron una maravillosa oportunidad en la vinculación de la Asociación de Exportadores de Flores de Cundinamarca “ASOCOLFLORES” y de la organización Acción Contra el Hambre, quienes además de brindar algunos recursos económicos para hacer estos sueños realidad, han acompañado algunas de las jornadas de diseño y construcción. La comunidad por su parte ha optimizado los recursos para construir un aula que inicialmente no se había contemplado en el presupuesto.

Está experiencia nos demuestra que es importante la organización comunitaria y el apoyo de todos los sectores en el mejoramiento de la Educación y los ambientes de aprendizaje. La obra ha avanzado en un 80% y se proyecta que para el mes de diciembre esté terminada; así el próximo año los niños y niñas estudiarán con mayores condiciones de salubridad, seguridad y dignidad.

Por Mireya Quiñonez, formadora de Comunidades de Aprendizaje en Putumayo

Deje su comentario