Noticias

Segundo Encuentro Comunidades de Aprendizaje “Compartiendo experiencias que transforman” (México)

11/09/2017

Segundo Encuentro Comunidades de Aprendizaje  “Compartiendo experiencias que transforman” (México)

Después de la vivencia de un primer encuentro de Comunidades de Aprendizaje en nuestro estado y toda la riqueza en el compartir, que animó el compromiso de docentes, directores, niñas, niños y familiares, decidimos que no podíamos cerrar el ciclo escolar 2016-2017 sin llevar a cabo otro evento de esa magnitud.

Al día de hoy seguimos paladeando el grato sabor que nos dejó el 2° Encuentro de Comunidades de Aprendizaje Jalisco realizado en junio pasado y que tuvo por título “Compartiendo experiencias que nos transforman”, al que asistimos más de cien estudiantes, docentes, directoras y directores de 16 centros educativos, dos supervisoras de zonas escolares, el gestor de CdeA por parte de Natura México, coordinadoras y formadoras de dos entidades del país.

Fue una jornada de intercambio de experiencias muy motivadora, experiencias que confirmaron el rumbo de las acciones emprendidas, animándonos a seguir, a conocer otras actuaciones educativas de éxito, consolidar y ampliar el trabajo que se viene dando en cada centro.

En el diseño de este encuentro contemplamos cuatro momentos: una bienvenida y encuadre, un intercambio rotativo e interactivo de experiencias (compartir dialógico siguiendo una dinámica tipo grupos interactivos), un conversatorio tomando como base dos testimoniales de implementación;  Salta, Argentina y Ciudad de México, y paralela a esa actividad una intercambio y tertulia cinéfila con niños y niñas; cerrando con un espacio de agradecimiento y foto del recuerdo.

El intercambio de experiencias lo organizamos de tal forma que en cada mesa los testimoniales estuvieran a cargo de un actor específico: mesa 1 estudiantes, mesa 2 familiares, mesa 3 docentes, mesa 4 directores y autoridades educativas, mesa 5 otros actores: CdeA CDMX –invitados especiales- y Centro Comunitario Lomas de Polanco - por su trayectoria comunitaria no escolarizada-.

Para realizar esta actividad entregamos a los asistentes etiquetas de diferentes colores que permitieran agruparse en equipos. Cada equipo inició en una mesa diferente, rotando cada 20 minutos a fin de pasar por todas, escuchar a los distintos actores y tener una amplia gama de  experiencias vividas en el proyecto de Comunidades de Aprendizaje.

Los exponentes de cada mesa, quienes compartieron sus testimonios, también rotaron en cada ronda para posibilitar la participación de más integrantes de las diferentes escuelas y zonas.

Esta dinámica supuso un trabajo previo al Encuentro, un sondeo e invitación en los planteles educativos, platicar con los maestros, alumnos, familias, directores y supervisores explicando el objetivo, la mecánica del ejercicio, la importancia de contar con voces diversas y de preparar las experiencias a compartir.

Algunos de los testimonios que escuchamos ese día:

 “La actividad (de las Tertulias) nos impulsa a participar más, también nos gusta mucho participar a todos porque manejamos mucho el respeto entre nosotros, por eso las opiniones de todos son válidas. Yo en lo personal siempre participo, a mí me gusta participar mucho, mi párrafo lo baso en mi vida, me acuerdo de las cosa que he hecho, lo que me ha pasado y lo que veo. Me siento muy bien al participar porque me gusta escuchar a mis compañeros cuando participan en clase.

Las tertulias nos gustan cada vez más porque nos han ayudado en la comprensión lectora, a mejorar la lectura, la ortografía, nos impulsan a seguir leyendo cada vez más, nos da más pensamientos e ideas y desarrollamos cada vez más nuestra imaginación.” (Jennifer Alexadra Aranda Rosales, escuela Sor Juana Inés De la Cruz).

*****

“Las tertulias me han ayudado a adoptar un rol de moderadora, no sólo en las tertulias sino también en otras actividades y asignaturas, también me han permitido integrarme como una más del grupo, que los niños no tengan miedo y se acerquen a platicar, para mí eso es genial porque me permite conocerlos más y saber dónde andan más necesitados. Las tertulias me han permitido libertad y apertura al diálogo de mis alumnos, pero también me siento con la responsabilidad de tener una actitud de escucha atenta a lo que ellos me quieren decir, no nada más hacer como que los escucho sino en verdad prestar atención, porque muchas veces eso es lo que están necesitando ser escuchados y respetados, y eso se da dentro de la tertulia.

Otro aspecto que han aportado a mi práctica, con el fin de que vaya siendo más educativa cada día, es reconocer la importancia de las interacciones, que no es nada más lo que yo digo como maestra hacia los niños sino la multidireccionalidad en las interacciones y el diálogo para que el aprendizaje sea realmente significativo.” (Maestra Cristina Cortés Covarrubias, escuela Manuel López Cotilla)

*****

“La experiencia que hemos tenido, como escuchamos en otras mesas, es que el proceso de aprendizaje lo conocemos ahora en colectivo e incluimos más elementos: la familia, la escuela y los entornos en los que está inmersa la persona que está aprendiendo. El hecho de trabajar en colectivo es lo que ha favorecido los avances, y esos avances los hemos visto en los niños con estas actividades. No dejamos la carga solamente a la escuela, a un sólo factor ese es el valor del proyecto, que involucra a todos” (Daniel Armando Moya, papá de la escuela Jaime Torres Bodet)

*****

“Conocimos el proyecto de Comunidades de Aprendizaje en una sesión de Consejo Técnico Escolar, me emocionó cuando estaba viendo las diapositivas con la información, las fotos en la que se veía como trabajaban los padres y madres con los niños. Me emocionó darme cuenta que había otras formas de trabajar, que podíamos tener un trabajo colaborativo con los familiares y lograr mucho a través de ello, de manera muy sencilla porque no necesitábamos grandes logísticas, no necesitábamos nada, más que alumnos, familiares y la disposición de todos; no importaban las características de los actores, no necesitábamos que fueran licenciados, o que dominaran la lectura, o si los niños sabían leer perfectamente, y esa es la parte que más me ha gustado.

Yo implementé primero la tertulia literaria y ha sido un proceso positivo porque en todo momento ha habido acompañamiento y me ha hecho sentir seguridad en el proceso, porque al principio fue ensayo y error, ver que funciona e ir puliendo cada uno de los aspectos. En este segundo año ha habido un avance, los chicos tienen más orden. En los Grupos Interactivos ha sido lo mismo aunque lo domino menos porque apenas me sumé este semestre, estoy en una fase inicial. Me ayuda compartir con otra compañera docente y con la formadora, dialogamos y me enriquecen sus experiencias.” (Maestra Alma, escuela 5 de Mayo de 1862)

*****

 “Al estar aquí en este encuentro demostramos una actitud de compromiso, todos apostamos a una educación de calidad centrada en nuestros niños y para lograrlo necesitamos decididamente de los padres de familia, conformar una comunidad educativa, creo que este proyecto que estamos trabajando y al que recientemente nos invitaron en la zona escolar donde estoy es un oportunidad para desarrollar la comunidad educativa entendida como un espacio de interacción entre todos los que la formamos. Supe de este proyecto en una reunión de Consejo Técnico con directores de la zona, una de las maestras lo conocía y nos compartió, nos invitó para hacer el contacto y saber más de Comunidades de Aprendizaje, nos lo presentaron, dos directores decidieron sumarse e iniciamos. Tiene muchas cualidades que se articulan con la Ruta de Mejora, con las prioridades que se buscan atender: rezago y abandono escolar, mejora en la lectura, escritura y matemáticas, y mejora de la convivencia escolar. Y estamos apostando a que este proyecto nos va a permitir desarrollar actitudes de trabajo colaborativo entre compañeros docentes, ser equipo y tener interacciones que nos permitan mejorar para beneficio de los alumnos.

Lograr también la interacción con los padres y madres de familia, hacer equipo y consolidarlo dentro de la comunidad. El contexto de nuestras escuelas es altamente desfavorable, tenemos situaciones muy difíciles y este proyecto da la oportunidad de ir cambiando, transformando” (Maestra Beatriz, supervisora de la zona escolar 130)

*****

La amplitud y riqueza de estos testimonios se nutrió con los intercambios que se generaron durante la jornada, compartiendo los cambios, retos y logros que se han dado a nivel personal, grupal y escolar.

Concluido el trabajo de las mesas interactivas, dimos paso a un conversatorio entre adultos y, en paralelo, una actividad de convivencia y tertulia entre chicos y chicas.

En el conversatorio tuvimos dos exposiciones a partir de las cuales se articularon los intercambios: Patricia Choque, directora del colegio Dr. Mariano Boedo de la provincia de Salta, Argentina; y Paloma Infestas coordinadora de Comunidades de Aprendizaje en Ciudad de México.

Patricia compartió el proceso seguido, las implicaciones, retos y resultados. Cómo es que el proyecto de CdeA interpeló, cuestionó de fondo las formas de trabajo y relación de su centro educativo, cómo decidieron entrar, superando miedos al cambio, a nuevas formas de participación en el aula, la entrada al colegio de familiares, su involucramiento y aprender a escuchar nuevas voces.

Pasaron de ser una escuela de aulas cerradas a una de puertas abiertas, lo cual supuso cambios de estructura, organización y una nueva cultura institucional con la participación de agentes educativos empoderados y diversidad de actores en varios ámbitos y temas.

A nivel del profesorado hubieron de revisar y ampliar procesos de formación, abrirse a nuevas propuestas y comenzar a sistematizar.

Todos estos elementos sumados dieron como resultado una nueva escuela, una forma diferente ser comunidad educativa, con más voces y sentido de pertenencia.

Por su parte Paloma habló del camino que han seguido en CDMX desde 2015 cuando arrancaron el proyecto de Comunidades de Aprendizaje.

Su primer contacto en junio de 2015 fue con las supervisiones escolares de tres delegaciones (regiones administrativas), Iztapalapa, Tláhuac y Milpa Alta. En agosto iniciaron sensibilizando e implementando AEEs, concretamente tertulias literarias y grupos interactivos. Posteriormente se vincularon con la DGIFA (Dirección General de Innovación y Fortalecimiento Académico) y presentaron el proyecto a supervisores de los tres niveles de educación básica: preescolar, primaria y secundaria. Se sumaron más escuelas de Iztapalapa y de la delegación Venustiano Carranza.

Al cierre del ciclo escolar 2015-2016 contaban con 40 escuelas trabajando Actuaciones Educativas de Éxito, participación y sesiones de formación en Consejos Técnicos Escolares y Consejos Técnicos de Zona, muchos familiares incorporados y dos cineforos realizados.

Para el ciclo 2016-2017 siete escuelas pasaron por el proceso de transformación, iniciaron la  formación intensiva de un equipo completo de supervisores escolares en Milpa Alta, participaron  en el 2o. Foro Internacional de CdeA México, realizaron el 1er. Foro de CdeA Ciudad de México con el propósito de compartir desde los propios actores las experiencias y estrategias de implementación, se fortaleció el trabajo con familiares en la ruta de la autogestión, lograron la participación de cinco preescolares con grupos interactivos y una formación de familiares, el proceso de sensibilización de 200 asesores técnico pedagógicos (ATP) de la CDMX, trabajo con dos Centros de Atención Múltiple (CAM) que atienden niños y niñas con discapacidad, fortalecimiento en la relación con diferentes actores educativos, vinculación con dos bibliotecas importantes, trabajo en red con una zona escolar y sustentabilidad del proyecto.

En el espacio infantil, realizado en paralelo al conversatorio, hicimos una dinámica de presentación y rompehielo, vimos un corto llamado “Binta y la gran idea”, el cual aborda la historia de una niña africana que le gusta asistir a la escuela y aprender, ella ayuda a su papá a redactar una carta con una propuesta que presentará a las autoridades y también reflexiona sobre la situación de su prima a quien dejan asistir a clases.

Luego de ver el video abrimos un espacio de intercambio y fue muy interesante escuchar a las niñas y niños expresar sus ideas “todos tenemos derecho a ir a la escuela, no es justo que a la prima no le permitieran ir”, “si me impidieran ir a clases buscaría ayuda, le diría a mi abuela”, “yo no podría estar sin ir a la escuela porque ahí aprendemos muchas cosas y hacemos amigos”, “gracias a que vamos a la escuela es que podemos estar aquí y compartir”.

Terminamos la jornada agradeciendo la presencia de todos, el apoyo del ITESO “Universidad Jesuita de Guadalajara” por prestarnos la instalaciones, el tiempo que cada quien se tomó para acudir, para compartir, escuchar, conocer nuevas personas y experiencias que enriquecen y motivan a seguir trabajando en este proyecto y en esta red de Comunidades de Aprendizaje.

Nota elaborada por Ana María Murrieta Salazar

Coordinadora de Comunidades de Aprendizaje

Jalisco, México, Verano 2017.

Deje su comentario