Noticias

Diez experiencias en Comunidades de Aprendizaje

30/09/2017

Diez experiencias en Comunidades de Aprendizaje

Este año hicimos una invitación a que los involucrados con Comunidades de Aprendizaje nos enviaran sus historias de transformación de los estudiantes, familias y educadores. Conozca a los autores de los diez relatos más significativos, según la mirada de nuestros seleccionadores. Agradecemos a los inscritos y felicitamos a los seleccionados que van a participar del Encuentro Internacional de Comunidades  de Aprendizaje en octubre en São Paulo con los gastos pagados.

Mire los nombres y las historias registradas por cada uno:

 

Adriana Ramos Miranda, Escola Municipal de Rui Barbosa, Souto Soares (BA)

Un solo sueño, una sola realidad

"Algunos de los sueños ya se han realizado y están haciendo la diferencia, y además estamos implementando los Grupos Interactivos y las Tertulias Dialógicas Literarias.

Experimentar el proceso de planificación, rodaje, tematización y re-planificación de Tertulias Dialógicas Literarias en 4 clases y en 5 años está siendo un constante aprendizaje. Una de las niñas comentó después de la lectura de Pinocho: 'Me gustó la parte en la que el hada convirtió a Pinocho en un niño de verdad. Yo quería transformarme en un hada porque ellas hacen cosas buenas'. Los niños de los años siguientes también notan los avances en el aprendizaje: 'Me gusta la tertulia porque no tengo más vergüenza de hablar y también estoy aprendiendo a leer'.

Notamos que con los Grupos Interactivos es posible garantizar la igualdad de aprendizaje, dinamizar y potenciar la interacción entre iguales, optimizar el tiempo de aprendizaje y favorecer el giro de actividades entre los grupos. Estamos implementando esa práctica con niños de 3º y 5º años y organizándonos para ampliarlo a las demás clases. Ya se comentan los resultados como en esa frase de una de las educadoras: 'El grupo interactivo es una acción que aleja a los niños de las dificultades, ya que hay interactividad y solidaridad, y todos se responsabilizan por el aprendizaje y el éxito en cada actividad'.

Seguimos nuestros trabajos con mucho entusiasmo, dedicación y responsabilidad para que juntos podamos alcanzar los objetivos planificados – ¡sobre todo para nuestros queridos alumnos!

Hoy somos un solo sueño, una sola realidad, escuela y comunidad. ¿Dónde empieza y dónde termina cada una? ¡Ese es el diferencial de ser Comunidad de Aprendizaje! Seguimos estudiando, planificando, soñando y realizando: ese es el proceso, ¡el limite será el éxito!"

 

Alessandra Vaz de Souza Dias e Souza, EMEB Professora Vera Sandoval Meirelles, Mococa (SP)

Cómo Comunidades de Aprendizaje me transformó

"Ya antes de la transformación de la escuela, en 2016, Comunidades de Aprendizaje me transformó a mí. A medida que aliaba la teoría a la práctica empecé a darme cuenta de que los principios del aprendizaje dialógico eran exactamente lo mismo que yo pensaba. No conocía las nomenclaturas ni toda la fundamentación teórica, pero creo en ese modo significativo de transformación de la realidad a través de la educación. Volví a descubrir a Paulo Freire y di otro significado a mi práctica.

Empecé a sembrar los principios del aprendizaje dialógico y a realizar tertulias literarias y pedagógicas en las reuniones de formación colectiva. Mi intención era que las demás observaran, oyeran relatos de éxito y se sintieran más seguras y motivadas a transformarse también. Algunas profesoras empezaron a realizar los Grupos Interactivos, y la semillita empezó a brotar. Las inseguridades que surgían eran sobre cómo alumnos que no llegaban a leer convencionalmente iban a participar de una tertulia, y si la presencia de otras personas en las aulas podría molestarles.

Propuse que todas las clases realizaran tertulias literarias y pasamos a constatar cuanto sabían los pequeños sobre el mundo, sobre la vida y como lograban argumentar. Las profesoras observaron en la práctica que era posible alcanzar los principios del aprendizaje dialógico discutidos en las reuniones de formación.

Yo también asistía a los Grupos Interactivos para que las educadoras pudieran ver los pasos necesarios para la realización de esa actuación. Planificaba con ellas qué actividades podrían usarse y cómo agruparlas de forma significativa.

Experimentamos momentos que marcarán para siempre mi trayectoria profesional, como uno en el que las funcionarias que participaron como voluntarias volvieron a descubrir el papel de cada una como educadora y se sintieron valoradas por colaborar con el aprendizaje. Comunidades de Aprendizaje está transformándonos, pero aspiramos a impactar mucho más nuestro entorno. Ahora ya sabemos que vamos por el buen camino. Porque como escribió Paulo Freire, 'si la educación sola no transforma a la sociedad, sin educación tampoco cambia la sociedad'."

 

Elaine dos Santos Depieri, EMEB Prof.ª Ana Isabel da Costa Ferreira, Mogi Mirim (SP)

¡Abuela, voluntaria e inspiradora!

"Doña Neusa, abuela de un alumno de nuestra escuela, es el ejemplo de transformación más inspirador que conozco. Estuvo ella siempre presente en las reuniones de padres, traía al nieto a clase de refuerzo y con paciencia escuchaba las quejas sobre el comportamiento del niño. Cuando pasamos por el proceso de transformación en 2015 fue una de las personas que de inmediato adhirió al proyecto. Es voluntaria en los Grupos Interactivos que suceden semanalmente, participa de la Comisión Mixta que se reúne cada quince días, montó y cuida de nuestro huerto escolar. Y no deja de demostrar satisfacción por realizar las tertulias literarias y desarrollar con nosotros el Modelo Dialógico de Resolución de Conflictos.

Y nos emociona cuando dice: “mi nieto mejoró mucho en la escuela y mi vida cambió. Cuando estoy aquí llego a olvidar de mis problemas de casa”. Ella cree que el desempeño escolar del estudiante está mejor después que él pasó a participar de las actuaciones educativas de éxito. Con su dinamismo y motivación, ella trae además a muchos voluntarios para participar de los grupos interactivos y de la comisión mixta, y siempre da buenas ideas y se pone a trabajar. Son personas como ella – y cada una a su manera – que hacen que nuestra escuela sea una Comunidad de Aprendizaje."

 

Felipe Gustavo Costa de Oliveira, Ginásio Carioca Epitácio Pessoa, Rio de Janeiro (RJ)

Pequeños y grandes cambios

"En 2013 muchas de las acciones de Comunidades de Aprendizaje ya se estaban haciendo en mi escuela, como los Grupos Interactivos, las Tertulias Literarias y la Biblioteca Tutorizada. Un año después cuando empecé a actuar allí me inspiraron las historias de transformación que ya estaban sucediendo.

Un ejemplo distintivo es el de una de nuestras funcionarias. Después de participar como voluntaria en los Grupos Interactivos y ver tantos efectos positivos en la educación decidió estudiar la carrera de Pedagogía. También pasó a interactuar más con los alumnos y a entender la importancia del diálogo igualitario en el proceso de aprendizaje.

Presencié en las tertulias literarias otra transformación que ocurrió en la escuela. Una vez a la semana realizamos esa práctica y debatimos sobre obras clásicas de la literatura universal. Ya he leído con los alumnos Romeo y JulietaEl maravilloso Mago de OzEl Diario de Anne FrankLas Mil y Una Noches y Un Cuento de Navidad, y observé como es maravilloso el despertar para el viaje hacia el conocimiento. Incluso los que hablaban poco pasaran a dar sus opiniones con confianza y abrieron el corazón para trazar paralelos entre los libros y sus propias vidas. A cada lectura de una misma obra empecé a notar cuantas sorpresas estaban aún escondidas en aquellas páginas, y que eran desvendadas por los estudiantes.

En Los Niños de la Calle Paulo, de Ferenc Molnar, la conmoción con la muerte de uno de los personajes hizo que la clase de 8º año debatiera cuestiones profundas y difíciles para nosotros todos como la brevedad de la vida, la dificultad en manejar con la pérdida de quienes amamos y los sacrificios que somos capaces de hacer por el bienestar de nuestros familiares. Salieron a la luz historias íntimas y dolorosas y muchos se quedaron visiblemente emocionados. El habla de una de las participantes, madre de una alumna, fue especialmente impactante porque contó los sacrificios que los padres son capaces de hacer por sus hijos. Al ver esas pequeñas – y grandes – transformaciones, tenemos la seguridad de que vamos por el buen camino."

 

Leila Daiane Bergamin, EM Cyrino Vaz de Lima, São José do Rio Preto (SP)

Casitas iguales, escuela y comunidad

“Érase una vez una escuela de enseñanza primaria que nació en un barrio alejado, lleno de casitas iguales. En cada casita fue a vivir  una familia, pero se sentían todos desplazados porque no había allí mercado, ni carnicería, ni frutería, ni farmacia, ni panadería. Solo había allí la escuela, un centro de salud, una pista de deportes y una guardería para los bebés.

Pasaba el tiempo y esa escuela no presentaba resultados positivos cuando era evaluada, y llegó incluso a ganar un ápodo: “castigo”. El equipo escolar se quedó indignado con esa situación y empezó a soñar con una nova realidad en la que había pistas para las clases de educación física y regalos de Navidad, entre otros deveneos. Y esa escuela se volvió una Comunidad de Aprendizaje, buscando la realización de cada sueño que se soñó entre todos.

Hoy esa escuela tiene pista deportiva, cobijo para la lluvia, actividades educativas en grupos interactivos, tertulias literarias y pedagógicas, rincón de lectura y juegos de mesa en los descansos, visita de Papá Noel en el fin del año y comisiones que colaboran con ideas y acciones, en un ambiente donde todos aprenden y enseñan, y buscan transformar la realidad social.

Junto a todo eso un grupo de profesores y colaboradores se mantiene trabajando en dicha escuela y ya ha completado tres años de continuidad de los trabajos. E incluso los niños que al principio se sentían desubicados notaron que están en la escuela para aprender a leer, escribir, calcular, para jugar y hacer amigos. Por fin, para ser felices y sabios.

Ese proceso necesita seguir todavía y solidificarse, con las buenas acciones y las actividades educativas de éxito, fortaleciendo vínculos de pertenencia con la escuela y con el espacio de la localidad, que ya ha crecido y ya no tiene casitas tan iguales.”

 

Leonardo Viana de Lima, Ginásio Carioca Aldebarã, Rio de Janeiro (RJ)

Redescubrimiento y acción

"El contexto de violencia y segregación social en el que viven nuestros alumnos hace que traigan al espacio escolar – y para el proceso de enseñanza y aprendizaje – todos los reflejos de esa realidad.

Me acuerdo de que una vez yo estaba muy entristecido por ver que mis esfuerzos profesionales no presentaban resultados. Cogí mi material y dejé la clase. Estaba decidido a renunciar a mi puesto porque no soportaba dicha condición. Pero la inspectora me hizo cambiar de idea, entonces volví a la clase y pasé a actuar con total indiferencia a lo que sucedía.

Cuando la dirección me invitó a ver la presentación de Comunidades  de Aprendizaje me pareció que la propuesta era una pérdida de tiempo y estaba seguro de que nunca lograrían los alumnos acompañar las actuaciones de éxito.

Solo empecé a realizar las propuestas de Comunidades de Aprendizaje después de la insistencia de profesoras que siempre he admirado. Para la tertulia literaria, los alumnos eligieron Romeo y Julieta –  y, una vez que obras como esa no eran de mi interés, confieso que no me animé. Antes de empezar la tertulia leí el texto e hice una investigación sobre el contexto histórico de su producción. En ese momento tuve buenas recordaciones de como me gustaban las clases sobre el Renacimiento.

Con la intención de aumentar el interés de los alumnos empecé con la pregunta: “¿Alguien conoce la historia de Romeo y Julieta?”. Entre una y otra habla, uno de ellos dijo: “Quién nunca sufrió por amor, no es así, profesor?”. Oí los conflictos, experiencias y dramas a los que yo nunca había dado oportunidad de relatarse durante mis clases. Por fin, ¡yo consideraba que el cumplimiento eficiente del currículo era la garantía del éxito del aprendizaje! Pero en aquel momento noté que mi condición de profesor no me hacía diferente de ellos, y que las clases serían más ricas si todos pudieran participar. ¡Deberíamos formarlos para la vida!

En ese momento empezó mi cambio. Ya me sentía feliz por compartir lecturas y conversaciones con ellos. Cuando concluimos la obra realizamos en asociación con otras educadoras una re-lectura de Romeo y Julieta en fotonovela y presentamos a la comunidad escolar una pieza teatral con la adaptación de la obra.

Pasé a discutir en grupos los textos relacionados con las Ciencias, disciplina que imparto, y los alumnos se mostraron capaces de formular experimentos y elaborar nuevos cuestionamientos y conclusiones.

Al redescubrirme como profesional vi que antes yo era un reproductor inconsciente de los conceptos sociales que criticaba. Hoy creo que la escuela es el mejor y más grande puente entre el patrimonio cultural y la construcción del futuro de nuestros jóvenes, y que es el espacio donde podemos transformar sueños en vida."

 

Lirian Cristina da Silva Paes dos Santos, EMEF Nicolau Couto Ruiz, Tremembé (SP)

Comisiones mixtas y el resultado en el día a día

"El involucramiento de nuestra escuela con Comunidades de Aprendizaje es cada vez más grande en el curso de los años, abarcando la Educación Infantil y la Enseñanza Primaria e incluyendo la Educación de Jóvenes y Adultos (EJA). Hay Tertulias, Grupos Interactivos, Comisiones Mixtas, Formación de Familiares, Biblioteca Tutorizada y está entrando en la rutina la práctica de las Comisiones Mixtas y del Modelo Dialógico de Resolución de Conflictos.      

Nuestra escuela de campo sigue la búsqueda constante por la realización de sus sueños. Las actividades de las Comisiones en sus encuentros cada quince días buscan nortear acciones para alcanzar sus objetivos: son alrededor de 10 personas que luchan para que se garanticen las necesidades de los 103 alumnos. Este año ya han logrado recaudar el presupuesto para hacer un delicioso desayuno con la comunidad, viviendo una gestión democrática y dialógica enriquecida con la participación de los involucrados en el cotidiano escolar. También buscaron a voluntarios para reorganizar el patio exterior de la escuela, material de donación para ejecutar las reformas y además montaron curso de croché para personas interesadas en ampliar su renta o tener un momento a gusto.

La más grande de las movilizaciones de las Comisiones fue buscar, con el apoyo de la Secretaría de Educación, la implementación de la EJA en 2017. Ellas presentaron a las autoridades la importancia de dar oportunidad a las personas del barrio que no tuvieron condiciones de tener acceso a la Enseñanza Regular – ¡y hoy la clase tiene 14 alumnos! ¡No paramos por allí! ¡Los sueños siguen rumbo a nuevos retos." 

 

Patrícia Bernardes Silva Rosa, Escola Municipal Senador Lúcio Bittencourt, Serra do Salitre (MG)

Transformación en la rutina, cambio en las personas

"¿Es todavía posible emocionar a nuestros alumnos en un mundo tan acelerado y con tantas informaciones disponibles? Enseñar se ha vuelto algo angustiante, y fue por eso que busqué trabajar de forma diferenciada con mis alumnos. La idea fue proporcionar un ambiente educacional acogedor que supliera de alguna forma esa necesidad de estar siempre en movimiento, de hablar de temas corrientes del día a día, de dialogar con los compañeros y debatir opiniones.

Una compañera, que ya realizaba Tertulias Pedagógicas con los profesores de la escuela, me incentivó a hacer las Tertulias Dialógicas Literarias en mi clase de alfabetización. Mis alumnos se entusiasmaron mucho, todos participaron, comentaron hechos relacionados con su cotidiano, e incluso los que demostraban poco interés por las componentes curriculares, pasaron a interesarse mucho. Hubo una gran transformación en mi vida como profesora, porque jamás he imaginado que un simples momento de lectura en círculo y la oportunidad de expresarse las opiniones pudieran tener tanto éxito.  Las tertulias pasaron entonces a ser parte de la planificación mensual. Y los niños avanzaron mucho después de eso. La clase pasó a hacer más comentarios coherentes y relacionados con las hablas de los demás, otros estudiantes ya leían concentrados y entendían los textos, y todos expresaban sus proprias opiniones. ¡Fue muy gratificante y entonces pasé a incluir la práctica semanalmente! Noté que el diálogo igualitario es un camino para la educación de calidad: mis alumnos pasaron a ser más argumentadores, dialógicos, sabían intervenir y exponer sus ideas.

Fui también invitada por la dirección escolar a ser moderadora de una Tertulia Pedagógica dirigida a mis compañeras de trabajo – no fue fácil hablar delante de otras profesoras experimentadas, ¡pero me sentí más segura y confiada cuando me di cuenta de que aquello era el diálogo igualitario que yo tanto defendía! En aquel momento éramos iguales, no había jerarquía y estábamos todas interesadas en aprender y dialogar. Al escucharlas noté que no nos conocíamos y no habíamos tenido otras oportunidades de emitir nuestras opiniones, lo que nos emocionó a todas.

Últimamente también experimenté los Grupos Interactivos y me gustó mucho ver las clases interactuando y compartiendo el conocimiento con el compañero, además de los padres participando como voluntarios. Una de las madres de alumno, feliz por volver a la clase, encontró valor y retomó los estudios.

Y de esa forma, estoy siguiendo mi rutina, enseñando y aprendiendo. Cuanto más trabajo más veo que en educación no debemos seguir una receta hecha, sino que necesitamos de dosis de paciencia y mucho amor por nuestro educando que es nuestro bien más grande. Aprendí también que hay padres que hacen la diferencia y que en otros casos nosotros somos responsables por colaborar en su transformación.

Con Comunidades de Aprendizaje me di cuenta de que los estudiantes tienen el derecho de soñar y realizar lo que desean. Y si podemos tener a sus familias a nuestro lado, soñando juntos, aún mejor. Nosotros todos somos responsables por la superación de las desigualdades sociales para la mejoría de la convivencia y participación de todos."

 

Simone Neves Pinto, Escola Maria Nilda de Carvalho, Iraquara (BA)

Un nuevo edificio y nuestros sueños realizándose

"Desde 2016 el proyecto Comunidades de Aprendizaje está en nuestra escuela y lo aceptó bien el equipo, estudiantes, padres y comunidad del entorno. Las primeras acciones están siendo un éxito, con entusiasmo por parte de todos y la esperanza de días mejores.

Como toda la comunidad está involucrada en el proceso de formación de sus individuos los sueños de los alumnos fueron presentados a la gestión pública municipal. Las clases pedían una escuela con espacio de ocio, lugar adecuado para plantar huertos, construcción de jardín y una pista polideportiva. Pero el edificio está en un terreno accidentado y plagado de piedras, ¡entonces parecía imposible realizar esos sueños!

Pero una solución está de camino para alcanzarse: la escuela será transferida a otro edificio y tendrá pista polideportiva, salas para el desarrollo de talleres en el contra-turno y baños con ducha. Hay también espacio para construcción de jardín, huertos y un pequeño pomar. En 2018 la escuela pasará a funcionar a tiempo completo, proporcionando una transformación social y cultural que involucra a alumnos, profesores, padres y demás ciudadanos en la construcción de un proyecto educativo y cultural proprio, para educar a sí, a sus niños, a sus jóvenes y adultos."

 

Vanderlei Roberto Gabricio, EMEF Adirce Cenedeze Caveanha, Mogi Guaçu (SP)

Y el sueño se realiza cada día

"Desde muy temprano creí en el poder de transformación de la educación y desarrollé muchas iniciativas para que cambios pudiesen ocurrir de hecho. Cuando todavía era estudiante creé un pequeño periódico en el que publicaba poemas, informaciones de la escuela y entrevistas. Tenía la intención de mejorar nuestra escuela a través de la participación colectiva. Como aluno de la Enseñanza Secundaria me junté a otros compañeros para participar de una Feria de Ciencias en el pueblo vecino. ¡Orientamos a estudiantes de 5º año y nuestros pequeños monitores presentaron con éxito los proyectos en la Feria!

Hace ya años que esas iniciativas se realizaron, pero siguen grabadas en mi memoria y en mi corazón. Creía yo que no había seguido adelante porque era alumno y no tenía autoridad suficiente para conquistar el respeto de los demás.

Fue pasando el tiempo, pero mi sueño de desarrollar un trabajo educacional transformador continuaba. Estudié una carrera de Pedagogía, con especialización en Psicopedagogia, creé un curso en línea y un libro, di clases en el pos-grado. Seguí estudiando y defendiendo la participación de la familia y de la comunidad en la escuela, pero siempre sentí que faltaba algo en que yo pudiera apoyarme. Necesitaba estrategias que me dieran seguridad en los momentos de proponer acciones y entrever posibilidades de resultados.

En 2017 un poco frustrado con los resultados de las iniciativas, pero sin olvidar mi sueño, ¡fui convocado para ser Coordinador Pedagógico en una de las escuelas que están en proceso de transformación para volverse Comunidad de Aprendizaje! Estoy empeñándome en conocer más sobre el Proyecto a través de las formaciones realizadas en mi municipio y del curso a distancia. Cuanto más noto los resultados del Proyecto más me entusiasmo y creo que estoy preparado. ¡Ahora siento que mi sueño finalmente empieza a realizarse de forma sólida!

Sueño con la utopía de ver no solamente la escuela, sino a toda la comunidad involucrada en el proceso de transformación continua, con implementación regular de las act1uaciones educativas de éxito. No me importan los obstáculos que vencer.

Aunque haya mucho que hacer, siento que la transformación dentro de mí ya empezó. Siempre creí que necesitaba tener autoridad (a través de títulos, puesto o más conocimiento) para poder ser respetado. Pero desde que empecé a involucrarme con Comunidades de Aprendizaje aprendí que vale mucho más el argumento, la acción dialógica y la identificación de la inteligencia cultural de cada uno que mi posición jerárquica.

Hoy sueño, pero ya no camino solo. ¡Siento que los sueños de la comunidad también son míos! ¡Y ya se vuelven realidad!"

Por Beatriz Santomauro

Deje su comentario